Creamos
porque creemos…

Me inicié en esta gran aventura del emprendimiento y de la dirección empresarial con mucho entusiasmo e ilusión. Con entusiasmo porque siempre sentí pasión por mi país y desde pequeña añoraba con poder contribuir de alguna manera a su desarrollo. Creo en el Ecuador como se cree en la familia, con amor incondicional y devoción, con disciplina y energía. Y con ilusión porque esa es la emoción que mueve al oficio de crear. El trabajo deja de serlo cuando introducimos optimismo a nuestro esfuerzo. En esas fronteras el trabajo se vuelve creación. 

 

Acepté el desafío de liderar varias empresas en 1994. Era mi oportunidad para hacer realidad el sueño de aportar al Ecuador. Mi experiencia se había circunscrito en la fundación y administración de instituciones sociales sin fines de lucro. Con ese antecedente, busqué consejo de emprendedores reconocidos, profundicé mis conocimientos de finanzas y economía, me rodeé de profesionales comprometidos con los principios y que tengan como consigna dos pasiones, la de crear y la de creer. La de crear para ser innovadores en lo que hagamos y la de creer para apostarle todo al país y que sea esa la energía y el empuje que nos caracterice.

 

Fundamos Nobis en 1997 y desde sus inicios su misión fue ser parte fundamental en el progreso y desarrollo de nuestro país, CREANDO empleo y oportunidades de crecimiento a sus habitantes. Sabíamos que las dificultades o escenarios complejos no debían detenernos en nuestra misión y que solo deberían contar los resultados que consigamos. Eso nosotros lo podíamos concebir únicamente a través de nuestros valores como la integridad, la creatividad, la perseverancia y, en especial, el trabajo en equipo, aprovechando los talentos y creando sinergias que puedan estructurar un aparato productivo en la que cada pieza de engranaje tengan los nombres y apellidos de los colaboradores de nuestras empresas.

 

Nobis ha dedicado su vida institucional a reafirmar día a día el compromiso y la fe en el Ecuador y sus ciudadanos, sabedores de que cada acción hará eco en las futuras generaciones. Estamos convencidos que no podemos esperar a que se den las condiciones perfectas para producir y prosperar. Las condiciones las tenemos que crear nosotros, cumpliendo con  nuestros compromisos, con trabajo creativo e innovador, con la visión de un desarrollo sostenible en nuestras comunidades a través de la responsabilidad social y ambiental.

 

Si trabajar por y para el país nos define como un grupo de empresas que ha tratado de llegar al éxito, creo que aún estamos muy lejos de conseguirlo. Nosotros creemos que el éxito no es el arribo a un puerto, sino un viaje constante. Nuestro libro aún tiene muchas páginas en blanco por escribirse. Lo que hemos hecho hasta la fecha es apenas el inicio de una historia que recién empieza...

Isabel Noboa Pontón
Presidenta Ejecutiva de Consorcio Nobis
 

Copyright 2015. Todos los derechos reservados. Prohibida la duplicación, distribución o almacenamiento en cualquier medio. Diseñado por Innobis Design.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon